viernes, 8 de junio de 2007

La caña de la montaña

Restaurante “Barra Alta”. Plaza del Caudillo. Esperamos a que nos saquen unos bocadillos para llevarlos en el tren de regreso. Oigo a una conductora de la organización del festival hablar con un amigo que le pregunta por los famosos a los que ha llevado en su coche. Ella comenta que Juanito Navarro es “muy majo” y Ramoncín “la caña de la montaña”.
Esto sólo puede suceder en un lugar: Peñíscola.

El pueblo es así de bonito.

La escapada de tres días a Peñíscola para ver la proyección de “Bichos raros” en el festival de cine de comedia de la ciudad empezó prometiendo: nubes en el cielo, gotas de lluvia, ¿y si nos vamos a ver “Atraco a las tres” que la ponen esta noche? Venga, vale. Llegamos a la plaza donde según el programa de mano se proyectaba la película y ahí no hay ni sillas, ni pantalla, ni público. Tan sólo una señora preguntando a un lugareño si ésa era la plaza de Santa María. “Sí”, ¿y la película? El lugareño se encogió de hombros.
Yo creo que a los peñiscolanos el cine les importa un pito. Ojo, el cine, que no el festival. Porque el festival les provee de picoteos y piscolabis. Nos presentamos en la carpa informativa del festival, pensando que podríamos pillar algún langostino, pero era imposible. Una masa de señoras mayores de 70 años rodeaban a los camareros y se adueñaban de todas las bandejas que iban sacando.
Pero lo mejor aún estaba por llegar. Y ahí me quedo porque como decía cierto profesor de la Ecam "hay que acabar en alto". Y como dice el refranero popular "lo bueno, si breve, dos veces bueno". Y como dicen en las series "to be continued".

Hablando de la Ecam, diré a mis amigüitos de guión que todo sigue igual: el Papa Luna, la carpa, la playa, el karaoke, el bar Claqueta… ¿todo? No, todo no. Sólo una cosa ha cambiado. La discoteca Trilogy no está, en su lugar han edificado chalets unifamiliares y un palacio de congresos. Y no pudimos disfrutar del siempre recordado y nunca suficientemente ponderado maravilloso buffet del Papa Luna. Lo reservarán para los largometrajistas, porque a los cortometrajistas nos mandaron a uno más modesto, es decir, sin buffet.
Lo dicho: TO BE CONTINUED.

4 comentarios:

Angela dijo...

¡¡ENHORABUENA!!

Pablo dijo...

¡¡FELICIDADES!!

Galahan dijo...

:D

Ya había oído cosas yo del festival, aunque nunca pude ir (pese a ser en la terreta).
Y sobre la población autóctona también, jeje!

Una amiga mia (Amaia) estuvo currando allí varios años y las hazañas que relata son dignas de su propio blog!
Pero bueno, no lo va a hacer :P

Enhorabuena por el premio!
;)

laesti dijo...

Gracias a todos. Pablo, ¿eres Pablo Fernández? ¿Estás con nos, en esta dimensión?
Galahan, no tienes perdón, te pierdes un festival de lo más entrañable, aunque en Valencia los hay a montones.